jueves, 1 de diciembre de 2011

Rockefeller Center Christmas Tree 2011


Como cada año, la noche del 30 de noviembre, un árbol decorado con luces y adornos navideños se coloca en la plaza del Rockefeller Center en la ciudad de Nueva York.
En estas fechas la principal atracción es hacerse una foto con el  gigantesco adorno.

El abeto noruego de 2011 tiene un peso aproximado de 10 toneladas, 22.5 metros de altura y 30 mil luces multicolores (de bajo consumo) en unos ocho  kilómetros de cable que lo rodean,  y que será coronado con una estrella de cristal de Swarovski, adornada con 25.000 cristales

El primer árbol de Navidad del Rockefeller Center fue un abeto de bálsamo, de unos 6 metros de altura, plantado en 1931 por los trabajadores que construían el complejo. Dos años más tarde se instaló el primer árbol adornado con 700 luces.

Pero, ¿qué pasa cuando acaban las fiestas?

Desde hace muchos años, la tradición de adornar la plaza Rockefeller con un gran árbol, magníficamente decorado con muchísimas luces de colores, se ha mantenido. Todo el mundo está al corriente, pero muchos desconocen lo que le ocurre una vez terminadas las fiestas.

Cuando pasa la primera semana de enero, esta atracción se convierte en un montón de madera, que se corta en medio de la plaza a la vista de todos. La gente se asoma, más incluso que cuando el árbol estaba montado, para ver algo muy poco popularizado. Luego, los listones de madera, perfectamente cortados, se reciclan y se donan a los Boy Scouts.



Este vídeo solo muestra el montaje previo a la celebración.


video

Toda la información, foto y vídeo ha sido obtenido de Internet.

1 comentario:

  1. Que interesante información, te felicito que sigas una tradición que se ha seguido por muchos años, y esto la hace grande, y esto permite que la fe siga en nuestros corazones, de verdad muchas felicidades, saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por darme tu opinión.